La cucarda

Esta palabra, desconocida para mí hasta que perdí el equipaje, resultó tener múltiples significados. En mi caso la cucarda era la etiqueta, el sticker, que venía adherido a la maleta que identificaba; la etiqueta tenía un código de barras.

Otra acepción es como el nombre de un postre a base de semillas de sésamo, azúcar, limón y canela. También se usa como sinónimo de escarapela. Según el Diccionario de la Real Academia Española, es una palabra de origen francés cocarde y aparte de lo anterior, se usa para nombrar a cada una de las dos piezas de adorno que van a los dos lados de las frontaleras de la brida o un martillo de boca ancha y cubierta de puntas de diamante, con que los canteros rematan ciertas obras de sillería.