Star Alliance

Interior 737/300 de VarigAtrasos, atrasos y más atrasos. Una hora en Ezeiza, en Porto Alegre, en Florianópolis, una horita en Río de Janeiro y otras dos en San Pablo. Brutal, pero brutal en su sentido más primitivo. Viajé mucho más de un día. Subí a tres aviones diferentes (737/300, 737/300, MD-11), el vuelo más emocionante fue en el segundo Boeing 737/300 -de Varig, un modelo del 80- por la turbulencia, nada de montaña rusa, posta.

Fué una travesía increíble por todo Brasil, conocí mucha gente en el viaje. Generalmente eran Brasileños, Españoles y Estadounidenses. Una vieja estadounidense me hablaba y bardeaba a unos españoles por su físico deforme y sobreejercitado, yo me reía en inglés ¿?.

Una chica mitad brasileña y mitad española, me contó la-historia-de-su-vida en un café. Y un policía autónomo del país vasco me ofreció pastillas para dormir, 'naturales' -dijo que eran y le creí- venía desde Brasilia, volvía antes de tiempo.

Exterior 737/300 de VarigDe todos los que recorrí, el aeropuerto más hermoso fué el de Río, de noche, Río es enorme y las luces de la ciudad llegan hasta las playas. Imperdible.

Obviamente, mi equipaje se perdió en el camino, al comprobar que se había extraviado fuí al mostrador de Varig e hice el reclamo. 'Lo mejor que podía haber hecho' -respondió la encargada- cuando le dije que había atado cordones rojos en las manijas de la valija (maleta =).

Duración real desde casa hasta el apart: 30hs.