Boliche

El sábado recorría buscando un lugar para bajar fotos de la cámara a un cd. Pasé por la puerta de un boliche que no conocía, se llenaba de gente, era tarde creo. Art Deco se llamaba, los que entraban le dejaban la llave y el auto al de la puerta. Pasó un Lamborghini Murciélago 6.2 negro, no dejó el auto. Luego llovía.