El vuelo

Estuvo bueno, fué bastante cómodo porque el asiento del medio no había sido asignado, con lo cual tuve el doble de espacio para todo el viaje. Creo que sin ese espacio extra hubiese sido bastante complicado el tema. Agregado a esto, la mujer que se sentaba en el asiendo junto al pasillo, se levantaba continuamente por largos intervalos, es más, no almorzó siquiera.

El almuerzo en el avión fué muy gracioso, había más energía puesta en la manufactura de los envases descartables que en la comida que contenían. De todas maneras no estaba mal, era una lasagna de carne con una entrada de ensalada, y de postre un flan. (había otro plato para elegir, de carne, pero no lo ví).

Me gustaba la vista de la ventana, creo que para el almuerzo ya estabamos a 9000 metros de altura, viajando a una velocidad de 900 Km/h más o menos. Traté de sacarle una foto a las nubes, al tener un velocidad de obturación relativamente baja la foto solo mostraba el blanco blanco de todas las nubes que atravesaba el avión en 1/125 de segundo. Subí la velocidad de la cámara y saqué la foto que quería.

La mayor parte del tiempo me la pasé dibujando o escribiendo. Delante mío estaba la hilera que daba a la puerta, sentadas iban tres españolas que debían ser azafatas de otra línea u otra empresa. Venían junto con un grupo mayor de españolas, en el cual algunas de ellas habían quedado en primera clase. Cada tanto se traían champagne y otras cositas. Tenían de todo, un equipo para dormir en el avion, cartas, snacks, y hasta un gameboy. Creo que alguna salió en fotos.

Al rato proyectaron 'Harry Potter and the Prisoner of Azkaban (2004)', todo el mundo bajó las persianas de las ventanillas. Estaba en inglés sin subtítulos, así de una. No la había visto y traté de verla, la gente paseaba por el pasillo e interrumpía intermitentemente.

Cuando terminó la película el sol se habia ido, en este momento estaríamos sobre Brasil. Creo que pasaron ofreciendo café, me tomé uno y me puse a completar una ficha de inmigración que había que entregar al desembarque. Aqué encontré el primer elemento que me había olvidado, una birome. Lo próximo fué la cena, similar al almuerzo pero con tarta en lugar de lasagna, y el flan por queso y dulce.

El vuelo incluía dos películas la segunda fué 'Starsky & Hutch', creo que se pudo ver mejor porque mucha gente ya había palmado. Tampoco la había visto antes. Cuando terminó la película, la gente del avión decidió que todos debían despertarse, prendieron las luces y los pasajeros se levantaron shockeados. No me acuerdo porque hicieron esto.

El resto del viaje dormí, me desperté cuando estábamos sobre España de noche, es muy interesante la ciudad vista desde arriba, hay muchas autopistas que se ven como cordones de luz. Todo el vuelo desde el Atlántico fué de noche, no tuve oportunidad de ver las islas.

El desembarque fué transparente, el único momento desafiante fue buscar el equipaje, la próxima tendría que acordarme de poner algún detalle para identificarla fácil. Luego fuí en auto hasta el hotel, dejé las valijas, desayuné y me fuí a recorrer Madrid, Sábado a las 7 de la mañana.