No llueve nunca más

Así de simple, ninguna especie de precipitación de agua; no más que alguna nube gorda estancada o lenta que impide sentir el sol en todo su esplendor. El clima ahora es permanentemente nublado, con parches despejados cada tanto.

En definitiva está más estable, no es ese choque violento entre diluvio y sequía desértica de la temporada pasada.

Supongo que es la época adecuada para ir a ver cosas, los volcanes, el rafting, el canopy y todo lo "eco friendly" que se hace en Costa Rica, aparte de fabricar chips de Intel y tomar café por deporte.

Hablando de café, llegué a la brillante conclusión de que la misma corporación megalómana domina el flujo de café turístico en Costa Rica y Perú, si, el mismo negocio, sólo que cambia un poco el paquete y adentro le pondrá cosas locales, pero el resto es igual, mismo nombre. Yo igual lo compro.