Vuelta a Madrid

Volví en clase Turista; como no quedaba más lugar en 'No Fumador' terminé en el vagón del humo. Brutal, por suerte mi nivel de energía estaba bajísimo y dormí desde que me senté hasta que llegué a Atocha, Madrid. Cuando caminaba para el apart, sentía el adorable perfume en mi abrigo, en mi ropa, el cigarrillo me hizo acordar a alguien.

¡Qué viento hacía en esa caminata! no había nadie, nada en la calle. Tomé el recorrido corto, pero en subida. Con lo poco que me quedaba alcancé la habitación, el baño y luego la cama.