Nunca para de llover

Así como en "El Cuervo", pero sucede en un lugar en el medio de Centro América.

Hace dos días que llueve casi de corrido, quizá se suspende por un instante, torrnándose en una llovizna suave o algo un poquito más ligero, pero de la misma manera, vuelve a transformase en un diluvio, y en general, tiende a esa abundad de agua la mayoría del tiempo.

Hoy muy temprano en la madrugada (2:00) se despejó por un par de horas y desde la cama, pude ver a travéz de la ventana detrás de mi almohada una luna llena enorme que era prácticamente la única luz brillando en el cielo, el reflejo iluminaba toda la habitación en tonos azulados; creo que esa fue la primera vez que me quedé dormido bajo una imagen así.

En esta temporada se vive entre aguaceros, la llaman "temporada verde" y puede adivinarse fácilmente el motivo.