Iberia Plus

Hoy me llegó la tarjeta y me acordé el momento en que me resgitré. Estaba en una cabina telefónica, ubicada en alguna de las terminales del aeropuerto Charles de Gaulle (CDG), en París. Tenía los minutos contados porque llamaba con una tarjeta con siete euros de crédito y para colmo la encuesta no terminaba más. Pero así y todo... la hice, de contento que estaba por haber conseguido ese pasaje de vuelta a Madrid. En el día que me quedé dormido. La carta está dirigida a un Sr. D. -- Señor Don, ¡qué tratos!.