Granada Tour

La idea que tenía de ir -usando un mapa marketinero gratuito que encontré por ahí- desde la estación hasta la boletería de La Alhambra y conseguir un ticket, era tan desquiciada como abstracta.

Plaza de TorosObviamente, mi estado mental no me permitía ver este tema tan claro como lo veo ahora, venía cansado del viaje, de los viajes. La ignorancia a veces se confunde con el coraje.

Por lo que veía en el mapita, no estaba muy lejos, y de paso recorría la ciudad en la mañana. Llegaría con tiempo de sobra porque nadie se despertaría tan temprano.

Caminando hacia el centro pasé por una zona que me hacía acordar a algunos lugares del Gran Buenos Aires.

Lo primero que ví fué la Plaza de Toros de Granada, similar a las otras, pero sin tanto detalle o mantenimiento. Para verla me desvié un poco del camino que había armado.

Empecé a notar que en mi mapa muchas calles que cruzaba no aparecían, era la famosa trampa del mapa simplificado.

Facultad de MedicinaLe saqué unas fotos al lugar alrededor de la Plaza de Toros, las paredes próximas a la vereda estaban todas cubiertas de graffitis, de pinturas más bien. Algunas muy buenas, más tarde llegaría a la conclusión de que la ciudad está repleta de estas obras. Uno de los autores más famosos es el que firma como 'el niño de las pinturas' o 'sex', también agrega la dirección de su sitio web. Algunos de sus trabajos llegan hasta Barcelona dicen.

Siguiendo, entré en una capilla chiquita que tenía un aljibe peculiar, con una cruz hecha en metal y placa recordatorio, cerca de un área universitaria.

Pasé por la Facultad de Medicina y por suerte no me acordé de todo lo que dejé colgado en mi facultad antes de irme. Veía también una biblioteca adjunta a la facultad, justo al pasar por ahí, un par de Españoles me preguntaron si sabía donde estaba la biblioteca del campus, y les indiqué señalando el edificio al lado mío, el gran guía.

Granada: la Catedral, la Capilla RealLa zona se hacía más céntrica comercial, baja, sin shoppings y esas cosas, todo mezclado con árboledas y plazas; había bancos para sentarse como en Madrid. En definitiva, Granada me resultó una mezcla de Madrid, Toledo y Barcelona. Los precios en los mostradores son los más baratos que encontré en el viaje.

Ya me encontraba paseando por el centro de la ciudad, pasé por Capilla Real, Catedral de Granada; El Mausoleo de los Reyes Católicos (Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón) donde descansan sus restos; y llegué hasta la Plaza de los Reyes Católicos. Granada, previamente ocupada por los moros, fué conquistada por Reyes Católicos en el mismo año que Colón llegó a América. El nombre arábico de España era justamente Andalusia, en aquellos tiempos.