Grindhouse

Recién vuelvo de ver Grindhouse, la segunda película que veo en cines californianos. Después de haberla visto manejé en el Mustang hasta el apartamento, una sensación rarísima. ¡Qué distinto es el efecto cuando uno conoce los lugares y las cosas en carne propia!

Es recomendable, aunque quizá resulte demasiado larga -por ser 2 en 1- si todavía no la vieron aprovechen, tiene algunas escenas bastante graciosas. El cine acá está 10 USD per cápita.