Arboles de Navidad, frescos

Ese era el anuncio del local donde se encontraba un jardín de árboles de Navidad "al natural" a la venta. Lo había visto en películas, pero me llamó mucho la atención verlo en persona.

Me puse a pensar ... En la rama dentro de una habitación, chorreando resina: todo un asunto. Y luego, en lo que pensarán si ven los árboles de plástico y alambre que se abren como un paraguas. Cada cual con su costumbre.

Al final, llegué a ver las hojas rojas de Otoño. Igualmente, no hace tanto frío como esperaba, aunque todavía no pasé la primer noche.

3 comentarios:

  1. hola,
    Soy Maite
    me llamo mucho la atención lo que decis, realmente es paradójico tener que hablar de "arboles naturales", me hace pensar en si algun día habrá cosas más importantes que tengan que explicitar ser naturales.

    ResponderEliminar
  2. hola,
    Soy Maite
    me llamo mucho la atención lo que decis, realmente es paradójico tener que hablar de "arboles naturales", me hace pensar en si algun día habrá cosas más importantes que tengan que explicitar ser naturales.

    ResponderEliminar
  3. Me encantaría poner en mi comedor un abeto navideño natural!!!
    Claro, se necesita un espacio grande para poder lucirlo.
    En fin, me conformo con mi hermoso arbolito artificial que me viene acompañando desde tantos años y que no creo cambiar.

    ResponderEliminar