Karting a Go-Go

Bueno, algo de diversión 100% americana: la jaula con el lanzador automático, el bate y el casco; creo que logré pegarle a tres de diez, igualmente, no solo tenía que pegarle sino elevarla lo más alto y lejos posible. Después de eso, una ronda de 18 hoyos en el minigolf, es bastante tranquilo y depende mucho de la calidad del circuito, el único tiro que entró de una fué el último. Para relajarme un poco, un videojuego de dispararle a la pantalla, lo curioso era que los personajes eran actores, podías tirarle el magazine completo -bien gore- y cada bala seguía haciendo efecto; al tener crédito ilimitado, aproveché en algún momento y activé el arma del segundo jugador, convirtiendome en gatillo fácil ambidiestro, no podía parar.

La joya de la tarde fue el go kart. "High powered, custom-built 3/4 scale indy style race car", según ellos. Después de mostrar mi flamante registro de conducir me puse el casco y me senté en el karting, extrañamente, se frenaba con el pie izquierdo. La nafta y cubierta quemada se olían en el ambiente, una pantalla con los tiempos mostraba que era el último, después de cuatro o cinco vueltas seguía en la misma. Varias vueltas más y conseguí mejorar, pero no logré mucho. La verdad que fué bastante intenso, quedé liquidado. Mi suerte se agotó ayer cuando en un sorteo gané una billetera de velcro, ¡y una birome!