Debería haber hecho lo mismo

Un vuelo desde Madrid a Shangai, que se convierte en una pesadilla. Me hace acordar a mi odisea con Varig. Al menos a él no le perdieron el equipaje a la ida y a la vuelta también.