El profiláctico gigante

No está en Europa. Está sobre el obelisco de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, cubriendo con 63 metros de una tela rosa que hace las veces de preservativo, condón inmenso para la aguja blanca que ayer señalaba el cielo y hoy está enfundada. Toda la gente toda se quedaba mirando, le dedicaba una mirada y luego una sonrisa.

Obelisco, Buenos Aires

Es para conmemorar el Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA, el 1 de diciembre de 2005. Me gustó. Me resultó entretenido, novedoso. La idea fué muy buena, obviamente se necesitaron conexiones con el gobierno y mucha tela para lograr algo así, la cuestión es que lo lograron. Hay que ver como. Espero que no hayan dejado marcas sobre el monumento para instalar los soportes del tremendo telón.

El obelisco se inauguró en 1963, conmemora la fundación de Buenos Aires, por Don Pedro de Mendoza un noble de Guadix (España), que usó supuestamente un palo clavado en la tierra. Ocupa el mismo lugar donde flameó por primera vez la bandera, San Nicolás. Fué diseñado por Alberto Prebisch y construído en 4 semanas por Siemens-Bauunion (SBU), la misma empresa construyó plantas hidroeléctricas, trenes y subterráneos en Berlín, Atenas y Buenos Aires.